Algunos escritores se lamentan de que dar con una buena idea no es nada fácil. Quizá también a ti te resulte difícil y no sepas muy bien cómo encontrar ideas para tu novela y, sin embargo, no debería serlo. La mente del escritor ha de estar siempre alerta. Cualquier hecho, por nimio que parezca, puede generar una semilla que acabe por brotar y convertirse en una historia única.

 

Cómo encontrar ideas para tu novela

 

 Las ideas: semillas de las que nace tu novela

Hay muchos ejemplos famosos en la historia de la literatura que corroboran este hecho. Éste es bastante curioso:

Mientras cruzaba un oscuro rincón de la catedral de Notre Dame, Víctor Hugo vio la palabra griega “destino” esculpida en la piedra e imaginó el alma atormentada que se había visto empujada a tallar esa palabra. De esa semilla surgió su monumental novela “El jorobado de Notre Dame”.

Tal vez fuera una única palabra la que inspiró “El jorobado de Notre Dame”, pero de una forma u otra, Hugo consiguió crear unas quinientas páginas a partir de esa semilla. También pensó en un jorobado noble, una joven gitana con una cabra bailarina, el festival de los bufones, una muchedumbre que asaltó los muros de la catedral y un puñado más de cosas que entretejió con arte en un tapiz colorista pero dotado de unidad.

Como vemos, de una simple palabra, “destino”, esculpida en la piedra, Víctor Hugo creó una de sus obras más famosas. Sin embargo, recuerda que una buena idea no basta para escribir una buena novela. Para hacerlo, se necesita, además de la idea, conocer y manejar con soltura las técnicas narrativas. Si bien esa parte no pertenece a esta serie de artículos, de modo que no me extenderé hoy en ella.

El concepto básico del que trata esta anotación es que al principio hay una idea. Las ideas son las semillas de las que crece una historia y el escritor debe mostrarse siempre receptivo a las señales que emiten. Porque lo hacen. Por ello, debe cazarlas y anotarlas en su cuaderno antes de que se desvanezcan. Ahora bien, ¿cómo dar con esas semillas?

Cómo encontrar ideas para tu novela

Las ideas se encuentran en todos los rincones. El escritor de ficción debe aprender a buscarlas.

Las ideas para escribir una historia aparecen en cualquier parte y surgen de cualquier forma y en cualquier momento. Una tarea importante del escritor es estar atento, siempre atento para no dejarlas marchar, porque de una sencilla idea puede surgir, como le ocurrió a Víctor Hugo, una historia memorable. Quizá al principio te resulte una tarea complicada, pero con el tiempo será algo que ocurra de forma mecánica en tu mente, te lo aseguro.

No obstante, además hay diversas formas que el escritor puede utilizar para “forzar” la llegada de una idea que le interese lo suficiente como para invertir su tiempo y esfuerzo en transformarla en historia. Se trata de estrategias y ejercicios para que ese cómo encontrar ideas para tu novela deje de ser una mosca molesta y se convierta en una eficiente fábrica de proyectos.

Y eso es de lo que nos vamos a ocupar en este apartado etiquetado con el título de Semillas. En sucesivas entradas, iremos viendo cómo generar ideas cuando no vengan a nosotros por sí mismas. Aunque, insisto, recuerda siempre estar atento porque en el momento menos inesperado, en el lugar donde nunca imaginarías que ocurriera, ¡zas!, llega sin avisar la idea que podrá llevarnos a un nuevo proceso de creación.

Así pues, te espero en la próxima anotación sobre semillas.

[maxbutton id=”1″]

– – – – – – – – – – –

Referencia: Escribir Ficción, Gotham Writers’ Workshop.

Fotografía: Cornelia Büchse. Unsplash.

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies