Cero

¿Destruirías esta civilización para construir un mundo feliz?


Referencia bibliográfica:

Cero - Eduardo Litrán

Cero, una novela de Eduardo Litrán

Título: Cero.

Autor: Eduardo Litrán.

Lugar de edición: Barcelona.

Editorial: KDP Amazon.

Fecha de publicación: diciembre de 2013.

Número de páginas: 521 (estimación)

Idioma: español.

 

 

Sobre el autor

Eduardo Litrán

Eduardo Litrán

Una presentación clásica mía sería algo así como: “Barcelona 1972, Licenciado en Farmacia por la UB y especializado en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional en EADA”, y así seguiría con el CV hasta llegar a las aficiones.

Sin embargo, creo que este tipo de presentación dice muy poco de alguien, en especial en lo que a la literatura se refiere.  Pienso que a un escritor le define su obra, así que os invito a leer un fragmento de la mía para conocerme mejor. Por ello dejo a vuestra disposición un pdf con los primeros capítulos de Cero.

Sobre la literatura, sencillamente os diré que escribir es mi pasión, algo que necesito para vivir, para entenderme a mí mismo, para entender este mundo que nos rodea; quién sabe si para cambiarlo. Invento historias desde que tengo uso de razón, y las escribo desde 1997, aunque cierto perfeccionismo científico me ha impedido sentirme seguro hasta la fecha para publicar Cero, mi segunda novela. La primera sigo reescribiéndola. Se trata de una especie  de obra infinita que me ha servido para buscar mi estilo, mi voz única y original. No aspiro a poco, pues pretendo ser digno ante los clásicos, modernos y antiguos, en quienes he encontrado a los mejores maestros que un escritor pueda tener, al tiempo que adecuo mi mensaje al lector del siglo XXI, un lector acostumbrado al lenguaje audiovisual y al vértigo de internet.

 

Sinopsis de la obra

Cuando Zoé, una misteriosa prostituta, entra en la vida de Gabriel, la existencia de este profesor de literatura condenado años atrás por la muerte de su mujer se precipita hacia una revelación para la que la humanidad no está preparada.

Tras un breve y desconcertante contacto entre ambos, Gabriel se convierte en objeto de una inexplicable persecución que le arrastra a distintos lugares del planeta en donde le aguarda lo más oscuro de la condición humana.

Su reencuentro con Zoé en las mazmorras de una omnipotente organización dedicada a la búsqueda de Dios desde tiempos inmemoriales le confirma que la casualidad está desterrada de todo lo sucedido desde el momento en que la conoció.

¿Es ella el Ser a quien esa poderosa organización ha buscado durante milenios?
No tardará Zoé en responder a esa pregunta relatándole a Gabriel la historia de su vida, una historia que abarca novecientos años futuros de la humanidad, un remoto lugar llamado Utopía, y un presente en el que Cero, su álter ego, acaba de iniciar la cuenta atrás para el fin del mundo
.

 

Comentario

Cero es una novela extraña, muy extraña, de hecho, pero subyugante. En ella el lector encontrará poco de lo que viene estilándose en la literatura comercial de hoy en día, quizá, si acaso, la forma en que la obra está configurada, y, sin embargo, no se arrepentirá de leerla.

Eduardo levanta su novela sobre una estructura circular, compuesta por dos historias que se van alternando en capítulos y que, aparentemente, en un principio tienen poco o nada que ver la una con la otra. Salvando ese aspecto que, por otra parte, es la elección más inteligente para componer la obra, y el hecho de que ambas historias están (al menos en un principio) situadas en un espacio temporal contemporáneo, Cero es una obra absolutamente singular.

Eduardo Litrán ha escrito una novela ambiciosa, razón por la cual doy por hecho la dificultad que habrá supuesto su redacción. A pesar de ello, ha logrado, tanto en tema como en trama, la estructura perfecta del círculo, de ese cero con el que la titula. La novela –me permito citar uno de los comentarios que recibió en Amazon porque la define perfectamente– es un viaje creativo hacia el origen de nuestra civilización. Sorprendente y arriesgada, busca las raíces de nuestro mundo donde nadie lo haría, en el futuro (Felipe Andrés Ruiz).

Y es que la novela, además de disfrutarla, Cero es una novela que invita a la reflexión sobre nuestro futuro como especie. Ambientada en un momento temporal indefinido, pero que recuerda demasiado a nuestro presente para no dar por hecho que nos encontramos en él, la novela se extiende, sin embargo, hacia el futuro y, curiosamente, desde el futuro inicia el pasado.

Contradictoria y paradójica en cuanto a su formulación, Eduardo juega con elementos antitéticos, tanto temporales como sociales. Su Utopía es, en realidad, un mundo distópico que, sin embargo, genera adicción y plantea en el lector una serie de preguntas de tipo existencialista que incomodan tanto como cautivan. Si, como antes decía, la novela invita a la reflexión sobre nuestro futuro; el final, tan original como trascendental, exhorta al lector a plantearse también nuestro inicio como especie.

Los personajes están construidos de forma maravillosa. Cada uno dotado de una personalidad peculiar, que evoluciona según los acontecimientos y los hace reaccionar tal y como la naturaleza de que se les ha dotado haría. No hay personajes tópicos, son todos diferentes, perfectamente identificables y el autor logra que los admiremos, los odiemos, los critiquemos, los amemos, los ignoremos… Todo un mundo de seres a los que se les ha asignado su propia individualidad, atractivos o detestables, pero que jamás provocan indiferencia.

Cero es una novela compuesta en torno a dos personajes principales, Gabriel y Zoé (cada cual con su historia particular), en la que los capítulos se van sucediendo sin aparente ilación entre el uno y la otra. Y tal vez ésta es una de las características más estimulantes que atesora la novela para impeler a su lectura porque, a medida que se avanza en ella, aumenta la expectación del lector y las preguntas se multiplican: ¿Qué hay de común entre las dos historias? ¿Cuándo se va a saber? ¿Es que el autor no va a dar ni una pista? Por supuesto, como lector estás seguro de que el vínculo de unión existe (de no haberlo, la construcción sería absurda), pero Eduardo juega contigo, como un gato triscando un ovillo de lana. Si lees la novela, resígnate porque el avezado autor no te lo dirá hasta el final. Y cuando digo final, quiero decir eso exactamente: final. Pero no te impacientes, te aseguro que esa espera merece la pena.

Una novela atípica, pero increíble, magníficamente escrita y altamente recomendable.

 

Para más información:

Web del autor: Amazoneando.

Si quieres leer los primeros capítulos, puedes hacerlo aquí.

Cero, puedes conseguir la novela en Amazon.

Y si quieres estar al tanto de cuándo publico mis novelas, apúntate a mi lista de correos y te mantendré informado. No soy pesada y no te llenaré de spam la carpeta de entrada 🙂

Si quieres saber cuándo publico mis novelas, suscríbete a mi lista.




También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies