El final de una novela

Los finales deben ser a la vez impredecibles e inesperados.

Aristóteles.

final de una novela

 

Los finales son imposibles

Escribir un gran final para tu novela es misión imposible y, si además quieres que se adapte a los términos y convencionalismos del género “la misión acaba de ponerse más imposible”. El verdadero problema, la realidad, es que un gran final de novela es una paradoja: tiene que ser la consecuencia inevitable de todo lo que ha ido sucediendo, pero, al mismo tiempo, necesita ser impredecible.

  • Si el final no es la consecuencia de los sucesos, el lector se sentirá engañado.
  • Si el lector se huele el final, el libro resultará aburrido.

Pero tranquilo; esto se pone todavía peor.

 

El final es lo único que importa

El éxito de tus libros dependerá, casi exclusivamente, de lo buenos que sean tus finales. Una novela sin un gran final, es como un chiste demasiado largo y sin gracia. En la cabeza del lector, un mal final borrará todo recuerdo de cualquier gran momento que haya leído. No importará lo buenos que hayan sido los diálogos, le dará igual si los personajes eran simpáticos, profundos o divertidos. Si la pifias con el final, todo se irá al garete.

Debes usar tu mejor recurso para el clímax final.

Sin él, no tienes historia.

Robert McKee

Conseguir imposibles

Entonces…¿Estás listo para conseguir algo imposible? Porque si te soy sincero, creo que ya se han perdido bastantes libros por culpa de malos finales, ¿No crees?

 

La clave para un final adecuado es darle al lector

lo que quiere, pero no lo que se espera.

William Goldman

Pues nada, vamos a darles a nuestros lectores lo que desean, pero no lo que se esperan. Vamos a apretar el botón. Iniciemos el Protocolo Omega.

 

Los dos componentes de un gran final

Clímax

Todos los conflictos de la novela, los externos y los internos, convergirán en el clímax. Dependiendo de cómo sea tu historia, el clímax será una elección, una batalla, o las dos; sea como sea, tu protagonista estará luchando por alcanzar su objetivo durante el clímax. El protagonista puede ganar o perder, pero el clímax será irreversible.

Resolución

La resolución es un capítulo en el que cerrarás la historia, normalmente después del clímax. En él mostrarás los efectos que el desenlace ha tenido sobre el mundo, cerrarás cualquier cabo suelto y enfatizarás los efectos que la historia ha tenido sobre tu personaje. Mantén la resolución simple, pero no abrupta.

Si se trata de una historia de final abierto, puede que no quieras mostrar las consecuencias (puede que ni siquiera las sepas), dejando al lector con dudas. Aquí puede haber una sorpresa final para el lector. Sea como sea, no lo alargues más de la cuenta, o convertirás el clímax en un anti-clímax.

 

Lo más básico: lo que debes hacer en un final

  • Muestra el clímax de la historia, no lo cuentes.
  • El escritor tiene el poder de darle un final adecuado al lector. Puede incluso saltarse las exigencias del género.
  • Nuestra historia debe suscitar una pregunta en el lector, y nuestro final debe responderla adecuadamente.
  • Por ejemplo, si hay un misterio en el corazón de la historia, la resolución del mismo debería quedar clara al final.

 

El inevitable final

Asegúrate de que has dejado las cosas bien atadas para que tu final sea adecuado; no puede llegar de cualquier forma, ni por casualidad, tampoco por los actos de personajes aparecidos como por arte de magia.

Una vez tengas claro cómo será tu final, deberás volver atrás y revisar cada página de tu novela para asegurarte de que encaje con tu historia. Incluso un final inesperado deberá ser planeado con antelación. La reacción del lector ante tu final debería ser: ¡ajá! Y no: ¿eh? Las pistas que dibujan el final deberían estar repartidas por toda la novela. Si no las has dejado todavía, entonces vuelve atrás y ponlas.

Lo que tu audiencia busca es un final emocionalmente satisfactorio, y tu puedes ofrecerle eso mismo mediante la resonancia.

Resonancia

La resonancia se obtiene repitiendo imágenes y frases a lo largo de tu novela, haciendo que tus lectores recuerden a ciertos personajes, momentos puntuales y descubran el verdadero tema de la novela. Si puedes tener algunos símbolos que se repitan durante la historia y que aparezcan también al final, ayudarás a que los lectores se sientan satisfechos.

 

El final impredecible

Un buen truco para que tu final sea impredecible es tener varias opciones de antemano. Debe parecer en todo momento que tu personaje tiene todas las de perder, haciendo que tu lector piense: ¿Cómo va a salir de esta?

Una forma de conseguirlo es escribiendo varios finales alternativos. Puedes jugar con ellos, hacer una brainstorm y sacar tantos finales como puedas, tan locos como quieras. Elige el que te parezca mejor y escríbelo. Entonces vuelve a tu novela y deja pistas que señalen a ese posible final alternativo. Incluso si no tienes pensado usar ese final alternativo, deberías dejar todas esas pistas.

 

Se están quedando sin tiempo

Otra forma de mantener el misterio hasta el final es usar el truco del reloj o la bomba de tiempo. Algo que el lector ya sabe que sucederá durante el clímax, y con el que protagonista tendrá que lidiar…y puede que fallar. Por supuesto, si escribes novela negra, el truco de la bomba de tiempo se puede convertir, literalmente en una bomba. Aunque, por supuesto, no tiene por qué hacerlo. Puede ser cualquier tipo de presión, de callejón sin salida, de decisión.

La clave para usar el molesto tic-tac es:

  • Ponlo a correr cuanto antes mejor.
  • Mantén al lector informado de cómo va el reloj.
  • Haz que parezca que tu protagonista es incapaz de vencer al reloj.
  • Ofrece mayor información sobre los avances del reloj a medida que te acerques al final.

 

Algunos trucos para mejorar tus finales

  • No te aceleres con el final. No te aceleres ni al escribirlo, ni lo aceleres sobre el papel. Tómate tu tiempo y hazlo bien.
  • Trata de cerrar tantas historias como te sea posible antes de llegar al clímax y a la resolución, para evitarte un anti-clímax.
  • Intenta enfatizar en el significado de la historia, durante el desenlace.
  • Usa todo el potencial del lenguaje. Los párrafos finales son el lugar adecuado para las frases grandiosas, el lenguaje poético y las expresiones que marcan. Vigila el tiempo y el ritmo, juega con ellos.

 

Algunos buenos ejemplos en la literatura de espías

Si hay un maestro en la novela de espías ese es, sin duda, John LeCarré. Todas sus novelas guardan un mensaje y son sus finales los que te desvelan cuál es. Tienen un impacto emocional, mantiene la tensión hasta el final y sabe usar la resonancia como nadie, mediante sus imágenes y las frases que deja caer a lo largo de sus novelas.

Estos son los que él mismo considera sus mejores finales:

  • El espía que surgió del frío.
  • El Sastre de Panamá.
  • El jardinero fiel.

LeCarré suele tener unos arranques lentos, aunque es un maestro a la hora de crear personajes simpáticos; su lentitud forma parte de eso. Conforme avanzan, sus libro cobran velocidad y desembocan en unos clímax hilados a la perfección que nos atrapan emocionalmente, pues como lectores, acabamos creando lazos con sus personajes. Eso es lo que todos deberíamos alcanzar.

 

Protocolo Omega activado

Así que hemos construido un final:

  • Inevitable, usando las pistas y las resonancias.
  • Inesperado, gracias a las alternativas y a ese dichoso reloj.

Amigo mío, ¡misión cumplida! Ahora te toca a ti, ¿Qué crees que necesita todo gran final? ¿Qué ideas tienes para un final inesperado e inevitable?

Claro que antes de llegar a ese final, tienes que tener un argumento…, así que visita la web de Jaume Vicent, escritor y blogger, colabora en Ánimas Bardas y en Letras Inquietas, y tiene una novela en proceso de publicación, Las normas de Morgan, editorial Diversidad Literaria. En su web, Jaume te cuenta Cómo encontrar un gran argumento.

– – – – – – – – – –

Fotografía: Gratisography.

[maxbutton id=”1″]

 

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies