Carter & West por fin en su casa

Debo de ser una madre muy desconsiderada. Hace ya casi tres semanas que publiqué los primeros relatos de Carter & West y todavía no los había traído a casa. ¡Me merezco una bronca de las grandes!, pero como soy yo quien tiene que echársela, creo que seré un poco indulgente conmigo misma. Al fin y al cabo, no los he abandonado…, sigo con ellos en “Quadrivium”, su próxima aventura que, si Dios quiere y nada se tuerce, es bastante probable que vea la luz en mayo.

 

CARTER & WEST rectangulo

 

De cómo nació la criatura

Por el párrafo de entrada se puede deducir que no he transformado el blog en una plataforma de propaganda para Carter & West, sin embargo, al fin y al cabo esta es su casa y ellos, mi criatura; de modo que es lógico que aparezcan por aquí de vez en cuando y vayan descubriendo sus secretos. Tendremos tiempo para ello, sin agobiar al personal, pero dando gusto a los lectores, que haberlos, haylos… 😉

Por el momento, y con respecto a su nacimiento, voy a dejar las cosas un poco colgadas porque dentro de poco publicaré una entrada en el blog de David Fernández Cañaveral en la que hablaré de ello y de alguna que otra historia detrás de las historias.

Por el momento, voy sólo a hablar, y no mucho, tranquilos, de las dos historias que abren la serie.

 

Aracne

Charles Carter, expiloto de la RAF durante la Segunda Guerra Mundial y antiguo agente del MI5, trabaja ahora como detective de Scotland Yard. Sin embargo, su antiguo superior en el Servicio de Inteligencia británico requerirá su ayuda para investigar el robo de unos documentos vitales para la seguridad del Estado. Sin darse cuenta, Carter caerá en las redes de “Aracne”, una intrincada tela de araña de cuyos hilos nadie puede escapar.

En la primera historia, que en realidad fue concebida como tercera y quedó situada, no obstante, en segundo lugar, aparece el primero de los personajes de la serie, Charles Carter. Sin embargo, no lo hace como dectective del Yard, sino como espía reciclado. Su antiguo superior en el MI5 le pide un favor, y, así, la primera vez que nos topamos con nuestro protagonista lo vemos actuar en un ambiente que fue suyo, pues durante la Segunda Guerra Mundial trabajó para los servicios secretos, pero que ya ha olvidado y dejado atrás como simple parte de su pasado.

Las habilidades de Charles Carter para el retorcido mundo del espionaje se han oxidado y en la historia vemos a un personaje que no lleva las riendas de la investigación en ningún momento. Eso, y su fracasada relación amorosa junto a una cojera que trata de superar, más desde el punto de vista psicológico que físico, lo vuelven un personaje más humano, con debilidades a las que tendrá que ir enfrentándose y siempre con la sospecha de que está siendo utilizado, tanto en el aspecto policial como en el personal.

Quise hacer de él, en esta primera historia, un personaje vulnerable y, con franqueza, creo que no lo he conseguido del todo. Hay lectores que me han hablado de él como “un pelele” en Aracne; otros me han comentado que no refleja la imagen de un detective avezado, con múltiples recursos, duro y… típico. Acepto esas opiniones y aprendo de ellas, sobre todo de la del “pelele”, ja, ja, ja, pero no tanto las otras, porque no está en mi mente ni en mi intención hacer de Charles Carter un detective de novela negra.

Carter & West es una serie de relatos y novelas detectivescas al más puro estilo clásico y británico, y si en el Dalgliesh de P. D. James pueden convivir la naturaleza detectivesca del personaje con su afición a escribir poesía, yo haré que en Charles Carter convivan su perspicacia policíaca con, y esto es lo que más me interesa del personaje, su bondad. Quiero hacer de él un hombre bueno.

Charles Carter irá creciendo, pero a partir de sus vivencias como piloto de la RAF, que estuvieron a punto de acabar con él en un accidente aéreo que le dejó tullido para el resto de su vida, su pasado por el MI5, un mundo retorcido y fraudulento del que escapó en cuanto pudo, sus primeras vacilaciones como detective del Yard, cuando es abandonado a su suerte por su mentor, Herbert Rush, tras su jubilación, y su inseguridad con respecto al mundo femenino. Todo un cóctel de emociones del que Charles tendrá que hacerse cargo entre crimen y crimen.

 

La muerte viene a cenar

En “La muerte viene a cenar”, el ahora inspector Carter se hace cargo de la investigación del asesinato de Thomas Allerton, un famoso escritor de novela policíaca cuya muerte satisface los intereses de varias personas, pero que nadie parece haber cometido. Kate West, una atrevida joven a la que le pierde su afición por la novela policíaca y la resolución de crímenes, se verá envuelta en la investigación y, junto a Charles Carter, participará en ella como un juego del que el inspector del Yard no sabe cómo sacarla… ni si quiere.

ATRAPAME01Primera historia en la que nuestros personajes aparecen juntos. Al igual que ocurrió con Aracne, su situación en la serie ha sufrido muchas modificaciones. Os contaré que éste fue el segundo relato que escribí. En él aparecían los dos personajes y sólo cuando los vi juntos tuve la idea de crear una serie a partir de ellos. Antes de esta historia, había escrito Destino inexorable, un relato que me ha dado tantos dolores de cabeza que llegué a odiarlo y que acabó por convertirse en esa extraña Introducción con la que se abre el volumen 1 de Carter & West (un día contaré con detalle la historia de este relato e incluso es posible que me anime a enviar a los suscriptores el texto original). Al final, y pese a ser el segundo  en nacer, La muerte viene a cenar, que iba a ocupar la cuarta posición en la serie, acabó en la tercera al suprimirse del volumen un relato, Salto mortal, que está por ver cuándo y dónde aparecerá.

En este primer encuentro entre nuestros dos protagonistas, va ya marcándose lo que va a ser la relación entre ellos. Sólo es un primer paso. ¡No!, ni siquiera es el primer paso, se trata tan sólo del primer vistazo, teniendo en cuenta todo lo que vendrá después.

Sobre ellos, hay lectores que han opinado que son iguales. Yo no lo creo. En este segundo relato, Charles se topa con una mujer que lo deja fuera de sí, sobre todo después de las vivencias de Aracne. Mientras él lleva la investigación del asesinato a la manera policíaca, sobre ella recae la tarea de buscar la solución a través del uso de la reconstrucción del crimen desde un punto de vista más intelectual.

Hay también quien me ha dicho que Kate West y Laura Cradock se parecen demasiado. Lo siento, tampoco lo creo. La seguridad con que Laura Cradock se mueve en su relación con los hombres es diferente a la de Kate West, que por alguna razón prefiere evitar al ahora inspector del Yard, algo que no consigue porque su deseo de “husmear”, palabra que se hará famosa en la serie es superior a la regla que ella misma se ha autoimpuesto y de la que no puedo hablar más. Por otra parte, el cinismo de Laura Cradokc (un cinismo benigno, al fin y al cabo) es una característica que Kate West no tiene y jamás tendrá.

Ella, como Charles, también tiene mucho que aprender y, junto a él, irá desarrollándose y mostrando lo que de verdad se esconde tras el nombre de Kate West.

 

Acabo aquí la entrada de hoy, pero seguiremos con Carter & West en futuros artículos. De momento, y si el lector está interesado, puedo dejarle un par de enlaces con reseñas que dos lectoras han tenido la amabilidad de hacer, y también con una entrevista que José Pimat me propuso y con la que me divertí mucho.

Aracne y La muerte viene a cenar, de Ana Bolox; por Mónica Gutiérrez

Aracne y La muerte viene a cenar, el despertar de Ana Bolox, por Ana González Duque.

Hoy entrevistamos a Ana Bolox, por José Pimat.

Y, por supuesto, si quieres hacerte con un ejemplar del libro, lo tienes fácil: pincha en el enlace: Carter & West. 😉

Si te ha gustado la entrada, quizá no te importe difundirla. Y, si te ha gustado el libro (y si no, también), a lo mejor puedes ayudarme a darlo a conocer. Muchas gracias.

[maxbutton id=”1″]

 

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies