Cuándo dejar tu trabajo para dedicarte a escribir

Por su interés, y con el permiso expreso de la autora, Carrie Lynn Lewis, me permito traducir un artículo publicado en Indie Plot Twist, a cuya newsletter estoy subscrita.

Cuándo dejar tu trabajo para dedicarte a escribir

El artículo, titulado ¿Cuándo dejar tu trabajo para dedicarte a escribir?, interesará a todos aquellos aspirantes a escritores profesionales que atesoran el sueño de poder vivir algún día de sus novelas.

Todo aquel que haya emprendido la aventura de la autopublicación con la intención de ganar suficiente dinero con ello para vivir, debe considerar el rumbo que toma con sumo cuidado, señala Carry L. Lewis, que sostiene sus palabras con esta afirmación: Sí, puedes ganar el suficiente dinero para poder vivir de tu escritura. Sin embargo, advierte, ten por seguro que no va a ocurrir de la noche al día.

 

La amarga verdad

Sólo unos cuantos escritores han logrado un nivel de ventas astronómico y ganan cantidades ingentes de dinero (o al menos eso parece). Sin embargo, esa situación no se aviene con la que vivimos la mayoría de nosotros.
Para la mayoría de nosotros, alcanzar el punto en el que nuestra escritura nos permita vivir de ella supone atravesar un largo proceso que va construyéndose libro a libro. Cada nueva novela que publicas, incrementa tu presencia online. Por una parte, los lectores que han leído nuestro primer libro estarán más dispuesto a echarle un ojo al segundo.

Para la mayoría de los escritores, el éxito en su carrera supone un largo proceso que va construyéndose libro a libro.

Y por otra, aquellos que nos conocen a través de nuestra segunda novela y la disfrutan, probablemente buscarán la primera. Carrie Lynn Lewis asegura que esta afirmación no es categórica, por supuesto (nada lo es), pero el peso de varias novelas publicadas apoya la idea de que por cada nuevo libro que se publica, los antiguos experimentan un pequeño pico en las ventas.

 

Entonces, ¿qué hago?

Carrie L. Lewis nos da un consejo personal: todo aquel que quiera hacer de la escritura su modo de vida debe comenzar donde ahora mismo se encuentra y luego trabajar con dedicación, disciplina y persistencia en pos de su objetivo.
La autora del post acompaña su consejo con otro a tener en cuenta: No dejes tu trabajo porque nada ahoga más la creatividad que una pila de facturas sin pagar (confía en mí…, lo sé por propia experiencia).
Escribe los mejores libros que puedas escribir.
Publica las mejores novelas que puedas publicar.
Promociónalas porque lo merecen.
Conecta con tus fans y trátalos como a personas, no como números, mientras trabajas en tu siguiente libro.

Comienza en el punto en el que te encuentras y después trabaja con dedicación, disciplina y persistencia en pos de tu objetivo.

 

¿Cuándo puedo dejar mi trabajo?

Cuando puedas vivir de las ventas de tus libros durante al menos seis meses sin hacer efectivos los cheques con los que te pagan. Entonces, puedes comenzar a sopesar la idea de dejar tu empleo, afirma Carrie L. Lewis.
Eso sí, nos advierte, ten en cuenta que, incluso si te conviertes en un autor bestseller, no todos tus libros llegarán a ser superventas. Incluso John Grisham escribe un ladrillo de vez en cuando.
De modo que, antes de tomar la decisión, la autora del post nos recomienda tener los ojos bien abiertos antes de dar el paso: No te adentres en el mundo del escritor a jornada completa con los ojos cerrados.
A riesgo de sonar como Dave Ramsey, a continuación enumero algunas cosas que facilitarán tu camino en esa transición que pretendes hacia una carrear de escritor a tiempo completo:
1. Tu fondo de emergencia: abre una cuenta de ahorros y ve reservando pequeñas cantidades de dinero hasta que alcances los 1.000$ (al cambio actual, unos 919 euros). Te sorprenderá comprobar la tranquilidad que te dará saber que tienes esos ahorros. Después de todo, contarás con ese dinero para emergencias. Ir al cine para ver el último estreno o comprarte el último modelo de iPhone no cuentan. Estoy hablando de auténticas emergencias, como una avería imprevista en el coche o en la lavadora. Cosas como esas.
2. Deshazte de tus deudas: sí, de todas ellas. No es fácil, pero puede hacerse. Una vez que ya no tengas que hacer frente a tarjetas de crédito, la hipoteca, etc., mayor será la cantidad de dinero que tendrás disponible para otras cosas y antes podrás dejar tu trabajo para vivir de tu escritura.
3. Gasta con criterio: algunas veces cometemos el error de creer que gastar con cabeza significa no gastar en absoluto. No es verdad. Necesitas gastar dinero para vivir a menos que te alimentes de lo que tú mismo cultives y que las semillas que utilices procedan de una herencia. La clave es gastar con criterio. Saca el mayor rendimiento a tu dinero, paga en efectivo con tanta frecuencia como te sea posible y ahorra para gastos futuros de consideración, como la compra de un nuevo ordenador.
4. Invierte en tu negocio: destina parte de los ingresos conseguidos a través de tu actividad literaria en tu propio negocio de escritura. Aparta algo de ese dinero para hacer frente a cosas como la compra de un nuevo ordenador o software. Emplea parte de ello en otras cosas como “comprar” tiempo con BookBub (si es que ya tienes un libro publicado) o en asistir a conferencias para escritores. Verás que ese tipo de inversión ayudará a mejorar tu escritura y tu negocio como escritor.
5. Vive de lo que ganas: ¡puedo oírte protestar!
“¡Es imposible vivir de lo que gano!”
“¡Nadie puede vivir de lo que gana!”
“¡Nadie vive de lo que gana!
“Au contraire”, querido lector. Mi marido y yo hemos vivido cerca de diez años de lo que ganábamos y no somos los únicos.

No, definitivamente no es fácil. Pero, sí, definitivamente merece la pena.

Por supuesto, tendrás que poner en marcha todas las sugerencias previas con el fin de poder vivir de lo que ganes cada mes. Y, además, tendrás que presupuestar tu dinero. Pero eres un escritor y ya estás haciendo un “presupuesto” de tu tiempo con el fin de escribir. ¿Qué dificultad representa realizar esos cálculos pero con el dinero?

 

Entonces, ¿qué es lo que importa?

Lo que importa es que, si deseas hacer realidad un sueño con todas tus fuerzas, tendrás que hacer lo que esté en tu mano para alcanzarlo.
Carrie Lynn Lewis es sincera al hablar del proceso que habrá de llevarte a ser un escritor que viva de su producción literaria: Si de veras quieres ganar el dinero suficiente para dejar tu empleo, hay algunos pasos que has de dar para alcanzar ese destino que te has propuesto. Deberás hacer sacrificios, algunos de los cuales podrían parecerte descomunales.

Luego te repito lo que ya dije: comienza en el punto en el que te encuentras y trabaja duro.

Conclusión

La mayoría de nosotros tiende a considerar que el éxito literario se alcanza desde casa, escribiendo. Sin un empleo, sin un jefe (que no sea tu editor o los lectores), sin tener que desplazarse diariamente hasta el trabajo.
Es un sueño legítimo, pero no sencillo de realizar. El mejor consejo que puedo darte, en conclusión, es que estudies en profundidad tu vida personal y tu vida de escritor. Debes, además, buscar otros medios con los que incrementar los ingresos procedentes de tu actividad literaria, así como encontrar medios para reducir los gastos. Cada uno de estos pasos te acercará al objetivo que te has propuesto.
Si los das todos a la vez, te llevarán hasta él con el doble de rapidez.

 

¿Y tú qué piensas, lector? ¿Crees que un escritor autopublicado puede llegar a vivir de sus escritos?
Espero tu opinión en los comentarios y, por supuesto, si te ha gustado el artículo de Carrie Lynn Lewis y mi traducción, te animo a que lo compartas en las Redes Sociales. Muchas gracias 🙂

– – – – – – – – – –

Fotografía: Jonathan Pendleton, StockSnap.io.

[maxbutton id=”1″]

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies