Día 8

4-Agosto-2017



Hoy voy a ser muy breve. Tanto como la producción de palabras para este octavo día que ha sido de cero patatero.

 

 

Niebla espesa

Dije que hoy tocaba trabajo de zapa y empecé así el día…, pero el cerebro no daba.

Es verdad que algunas ideas sí han surgido y que también empiezo a esbozar alguna novedad en la novela que estaría muy bien introducir, pero la realidad es contundente: hoy el día se ha presentado poco productivo.

No diré que no me hace sentir un poco mal el haber roto con el ritmo (de hecho estoy segura de que mañana lo lamentaré más que hoy), pero los vientos a veces soplan de cara.

 

Muy bien, mañana será otro día

Se asume y se sigue adelante. Mañana será otro día, en el que espero que no sólo la cabeza esté un poquito más despejada, sino que me dejen de doler las piernas, porque hoy han estado un pelín toca-narices.

Nos vemos.

 

Si quieres saber cuándo publico mis novelas, suscríbete a mi lista.

 

También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies