Día 10

6-Agosto-2017



Con hoy alcanzo los 10 primeros días en este “Diario de una escritora” así como en la escritura de la novela, “Muerte en los Hamptons”, segundo número de Las cosas y casos de la señora Starling. Una jornada que puede servir como meta intermedia para detenerme y hacer un pequeño análisis de lo que han sido estos primeros compases.


 

Responsabilidad

Empezar una novela siempre es emocionante, pero también produce vértigo a menos que se sea una inconsciente, tal y como yo he sido en ocasiones anteriores.

Con esta nueva historia, como ya te conté, no he sentido esa cándida impulsividad que he experimentado en otras ocasiones, cuando me he lanzado a la piscina casi sin respirar, sino todo lo contrario.

Quizá se deba a la responsabilidad. A pensar que esto va en serio y que tengo que escribir la mejor historia posible. No sé, pero creo que por ahí van los tiros.

Y no es que en ocasiones anteriores me tomara la escritura de forma más simplona. Es que, con la experiencia, se va tomando conciencia de la dificultad que entraña encarar la carrera de escritor y llegar a buen puerto en ella, además del compromiso que una adquiere para con el lector.

 

De andar a ciegas, a caminar con bastón

Aun así, y a pesar de los miedos y dificultades de estos primeros días, he aplicado la máxima de quien la sigue la consigue, y he logrado ir dando pasos diarios que me ayudaban a avanzar.

Y avanzar en una historia significa abrir caminos, nuevas ideas y, sobre todo, claridad.

Muchas veces se tiene tanta niebla delante de los ojos que es desesperante, pero si una persiste acaba por encontrar el camino. Y eso es lo que he conseguido en estos primeros 10 días.

Todavía atisbo pequeñas hondonadas ante mí ocultas por la neblina, pero confío en que conseguiré disiparla y salvar las trampas a medida que me enfrente a las celadas que toda historia te tiende.

De momento, tal y como digo en el título de este apartado, he pasado de andar a ciegas (o casi a ciegas) a caminar con bastón. Y eso es todo un logro, te lo aseguro.

Si quieres saber cuándo publico mis novelas, suscríbete a mi lista.

El resumen de estos 10 primeros días

No me extenderé mucho, pero voy a hacer un resumencito de lo que han dado de sí los 10 primeros días de trabajo.

Hoy, domingo

Hoy mi producción ha sido menor que la que he conseguido en otras jornadas (a excepción de la del día 8 que, como ya dije, fue igual a cero patatero). Mi cosecha este domingo ha sido de 1187 palabras, pero además he vuelto atrás y he recompuesto el primer capítulo. Tenía 4 escenas y he dejado sólo las 3 primeras, que he repasado y mejorado.

La cuarta escena ha pasado a ser la primera del capítulo 2. Me parece que debía separarla del capítulo anterior y utilizarla como apertura del segundo. El problema es que en este segundo capítulo he situado la cena de Nochebuena. Ya sé que esto no te dirá mucho, puesto que no sabes de qué va la historia, pero, al moverla, ahora me parece que la reunión de invitados antes de la cena y la cena misma van demasiado seguidas. Ya sabes lo importante que es saber unir bien las escenas.

Tendré que tomar una decisión al respecto o esperar que Fred, mi activo subconsciente, me ayude con la creación de alguna otra escena intermedia que las separe. Ya te contaré.

Y todo junto suma…

Las 1187 palabras de hoy, junto a las cosechas de días anteriores, hacen un total de 15309 palabras.

Es una bonita cifra. Creo que debo sentirme muy satisfecha con ella, pero sobre todo con cómo va avanzando la historia y cómo voy logrando que poco a poco los hilos adquieran consistencia y vayan entretejiéndose con sentido.

He logrado escribir 5 capítulos, con un total de 19 escenas, aunque aún me falta por escribir (casi seguro que será la primera del capítulo 3) la escena en la que se descubre el asesinato.

También he compuesto las dos primeras escenas del capítulo 6, aunque aún les queda mucho trabajo por delante, como al resto de capítulos, sobre los que deberé volver más de una vez.

 

Conclusión

Estoy muy contenta con estos primeros 10 días de trabajo, tanto en lo que se refiere a la producción de palabras como al contenido en sí mismo.

Con cada jornada se van aclarando las ideas, los personajes van adquiriendo su propia voz y perfilando su personalidad, y la historia avanza a buen ritmo y, creo, con paso seguro.

Espero poder decir algo parecido dentro de 10 días. De momento, te espero aquí mañana.



También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies