Día 18

14-Agosto-2017



Recolecto hoy un nuevo cero patatero.


 

Pero no me voy a sentir culpable.


 

¡Malditas jaquecas!

Ya ayer la cabeza me avisó: «Voy a empezar a dolerte y me voy a quedar contigo un par de días». Y así ha sido. Nos vamos conociendo…

Así que mi cero de hoy está más que justificado. No he hecho otra cosa que ir de la cama al sillón y del sillón a la cama. No estaba para mucho más.

 

La semana no va a ser productiva

Como ya dije al principio de este diario, hacia mediados de mes iba a haber unos cuantos días que en los que no podría escribir. El primero de ellos será este miércoles, 16 de agosto, y quizá no pueda retomar la novela hasta el sábado o domingo (tal vez incluso hasta el lunes próximo).

Me asusta un poco el parón… Lo realmente difícil no es escribir, sino ponerse a escribir, y todos estos días sin hacerlo igual me pasan factura al romper el hábito.

Si quieres saber cuándo publico mis novelas, suscríbete a mi lista.

 

Sólo se puede asumir

En fin, no se puede hacer nada. Ya sabía que esos días no iba a poder escribir. Lo que único que puedo hacer es asumirlo y mentalizarme para seguir con la novela una vez pasados.

De todas formas, espero que la cabeza me deje en paz (porfavorporfavorporfavor, no me duelas mañana) y el martes pueda avanzar un poco más.

Ya te lo contaré 🙂



También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies