Como ya sabes, estoy participando en el NaNoWriMo de este año. Hace tiempo que lo decidí y, por tanto, tuve tiempo para prepararme. Creía que así, organizándome el mes de noviembre con bastante antelación y también la novela que pensaba escribir, el reto de alcanzar 50000 palabras en un día sería más asumible.





Y no me equivoqué. El trabajo que me tomé para planificar un sistema organizado que funcionara durante el NaNoWriMo está dando sus frutos. Con vaivenes, como es natural porque así es la vida, pero el hecho de haber realizado una seria tarea de planificación me está ayudando a mantener el rumbo y avanzar por el camino trazado.

Por eso te animo a que tú también lo seas: no sólo para un reto de un mes o para la escritura de una novela en concreto, sino para toda tu carrera literaria y voy a intentar convencerte de ello en una serie de artículos que comienza con este y con:

 

 

Las ventajas de ser un escritor organizado

 

Lo he comprobado a lo largo de toda mi vida en aquellos lugares donde he trabajado: los colegios y los compañeros que tenían un buen sistema de organización eran mucho más competente que aquéllos que carecían de él.

Yo por, naturaleza, soy bastante ordenada y eso es algo que he intentado llevar a mi vida de escritora. No siempre lo he conseguido, pero he notado la gran diferencia que se produce en mi trabajo, tanto a nivel de calidad como en lo que se refiere a la productividad, cada vez que sí lo he hecho. Y eso es así porque ser y vivir en un entorno organizado tiene ventajas muy potentes.

Te cuento algunas:

 

1. Sé organizado y alcanza tus metas

En cualquier aspecto de la vida, y la escritura es uno de ellos al menos para nosotros, mantener una buena organización te ayudará enormemente a alcanzar las metas que te hayas fijado como escritor al mejorar tu eficiencia y, sobre todo, tu claridad mental:

 

Saber qué es exactamente lo que quieres y el punto que deseas alcanzar es el primer paso para llegar hasta allí.

 

El problema es que, en ocasiones, la vida apresurada que llevamos nos hace perder el norte y desviarnos del camino. Una organización bien planificada es como una brújula para el cerebro que, a pesar de los avatares e imprevistos que surjan, sabrá mantenerse por la senda correcta si previamente hemos dibujado un mapa y nos hemos tomado el tiempo y el esfuerzo necesarios para alinear correctamente la aguja de la brújula rumbo a nuestro destino.  Lo cual nos lleva directamente a la segunda ventaja:

 

2. Si eres organizado, tendrás el control

O al menos no lo perderás completamente…

¿Has sentido alguna vez esa sensación de que todo se iba a la porra y no podías hacer nada por evitarlo? A mí me ha ocurrido alguna que otra vez: de repente el día se torcía, surgían diez dificultades e imprevistos con los que no contabas (obviamente.., por eso se llaman así, jaja) y tu jornada se iba al garete. Te convertías en un simple apaga-fuegos.

Y el problema no es que se presente un día así y tú tengas que vestirte de bombero. El problema de verdad es cuando el día se transforma en una temporada que se alarga y se alarga y se alarga…

¿Qué ocurre con una carrera literaria que se ve zarandeada continuamente con este tipo de avatares? Sí, que se puede ir a freír monas antes incluso de despegar.


Mira lo que pasa cuando la vida le toca las narices a tu carrera literaria…




Sin embargo, si cuentas con una organización bien planificada, incluso en esos momentos seguirás agarrado al volante y al mando del coche, es decir, de tu carrera de escritor. Puede que las ruedas derrapen un poco e incluso “muerdas” la cuneta durante unos metros, pero tú serás quien siga conduciéndolo.

BÁJATE GRATIS EL E-BOOK

19 CONSEJOS QUE MEJORARÁN TU NOVELA


3. Organízate y conviértete en un escritor eficiente

La eficiencia es otra de las grandes ventajas a que da lugar una buena organización. Un plan bien trazado te hará cometer menos errores, lo que te ahorrará una cantidad ingente de tiempo y energía, además de frustración y pérdida de motivación.

Más tiempo significa más trabajo realizado, mejores resultados y mayor felicidad, porque te sentirás satisfecho contigo mismo: el día y el esfuerzo habrán merecido la pena. Lo cual, de nuevo, nos lleva a una nueva ventaja que ofrece el estar bien organizado: la confianza.

 

Organizarse supone aumentar la autoconfianza

 

Si antes te preguntaba si habías sentido alguna vez esa sensación de descontrol a la que suelen conducir los imprevistos, ahora te pregunto si alguna vez te has sentido taaaaan bien contigo mismo después de acabar un trabajo cuya proyecto habías planificado con smero y que ha dado los resultados que esperabas.

¿A que sí?

Cuando nos organizamos, sentimos que tenemos las cosas claras, caminamos con paso más seguro, solemos alcanzar muchas más metas y todo ello, al final, nos conduce a experimentar la grata sensación de autoconfianza, un sentimiento que nos servirá como motor para continuar andando en busca de la consecución de nuevos objetivos. Lo cual redunda en una mayor eficacia (todo está unido, como ves).

 

4. Organízate y protegerás tus coronarias 😉

Cuando trabajaba como profesora, a veces había alumnos que te montaban cada pollo que era para echarse a llorar. La sala de profesores nos servía de tubo de escape en esas ocasiones. Recuerdo que, cuando contaba allí mis desdichas, tenía una compañera que siempre me decía: «¡Tus coronarias, Ana, acuérdate de tus coronarias!». Y tenía razón. Los malos rollos pueden afectarnos seriamente la salud.

¡Pero también el estrés! Te lo digo con conocimiento de causa: aún estoy recuperándome de él y, para ello, sigo los consejos que se suelen dar: una alimentación sana, un poco de ejercicio, relajación… ¡y organización!

En la sala de profesores de la que te he hablado hace un momento, también se masticaba el estrés por la cantidad de trabajo que había que realizar. No es por fardar, pero yo era de las que casi siempre acababa la primera o de las primeras: en la corrección de exámenes, en la introducción de notas, de comentarios… «¿Pero cómo lo haces?», me preguntaban mis compañeros.

Con una buena organización. He ahí el secreto. ¿Recuerdas que al principio de este artículo te contaba que por naturaleza soy bastante ordenada? Pues ha sido una cualidad que desde siempre he aplicado a mi trabajo como profesora y que ahora pretendo seguir utilizando en mi carrera de escritora. Sé que una buena planificación me ahorra cantidades enormes de estrés. Algo que ahora sí que ya no me puedo permitir sufrir y que tú, en tu carrera de escritor, tampoco deberías permitirte, porque el éxito que alcances con ella depende en un tanto por ciento altísimo de ti.

 

Conclusión

Seguiré hablándote en otros artículos sobre la importancia de ser un escritor organizado, pero por hoy me bastan cinco simples palabras para resumir las muchas bondades que te ofrece una planificación pensada: metas, control, eficiencia, confianza y salud. Párate a pensar un instante en cada una de ellas (de verdad, hazlo, el ejercicio no te llevará más de un par de minutos) y el valor que sumaría cada una de ellas a tu carrera como escritor.

Y luego tómate otro par de segundos para dejarme un comentario ahí abajo y contarme tus conclusiones, ¿vale? 😉



También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies