Esta vez voy a andar más diligente a la hora de publicar el Balance mensual nº 5, porque el mes pasado se me echó el tiempo encima y casi me dan las doce, como a Cenicienta, y pierdo el zapato.


Balance mensual nº 5 - Mayo de 2018


Tengo un serio problema con el blog últimamente… Es ponerme delante de la pantalla para escribir un artículo y me acomete una pereza mental que me acogota. A ver si rompo racha la con este Balance mensual nº 5 y empiezo a tomar impulso.

 

Balance mensual nº 5

Mayo de 2018

 

Pereza mental

Si tienes alguna idea de por qué el cerebro pasa por temporadas en las que se niega a trabajar te agradecería que me la contarás y si, además, conoces la solución, me harías un enorme favor.

Ésta ha sido la tónica del mes: la pereza mental. No sé si es astenia primaveral o cansancio mental, pero me siento muy vaga últimamente. No tanto desde el punto físico (estoy muy contentita con la rutina de natación, paseos y estiramientos –mi cuello y espalda están que no se lo creen– que he logrado implantar) como desde el punto de vista mental.

¿Qué narices me pasa? Igual necesito unas vacaciones… Pues, si es así, voy lista, porque todavía quedan unas cuantas semanas para poder tomármelas. Pero creo que no voy muy desencaminada en cuanto a diagnóstico y, en cualquier caso, ésta es una importante lección que estoy aprendiendo en mi primer año como escritora (profesional) –por favor, no te rías–: el cerebro necesita descansar.

 

Y también necesita esparcimiento

Si quieres tener una mente creativa, tienes que alimentarla bien. No sólo en lo que se refiere a la alimentación propiamente dicha, sino también en cuanto a lecturas, estudio y el tipo de información que digieres. Voy a ver si un día supero esta pereza mental y te hablo de ello. Vengo pensando mucho acerca del asunto últimamente. Internet y la cantidad ingente de cosas que nos contamos los unos a los otros está acabando con nuestra capacidad para soñar y, a partir de ella, crear.

Pero eso lo dejo para otro día, que hoy toca hacer el balance mensual nº 5.

 

Un nuevo libro terminado

¿Recuerdas que te conté que una editorial me había encargado la biografía novelada de Jean-Claude Romand? Pues ya está terminada. Bueno, está acabado el borrador. De momento lo he dejado metido en un cajón (hablo metafóricamente, porque en realidad está en una carpeta de DropBox) y ahí se quedará por lo menos hasta final de mes.

Sé que aún le falta trabajo, pero tengo que poner distancia temporal con la historia para trabajarla después con un poco más de perspectiva.

El mes se ha cerrado con 19.313 nuevas palabras que se han ido todas para Jean-Claude. La cifra está muy por debajo de lo que puedo llegar a escribir, pero no me quejo. Cada vez que me sentaba ante el ordenador y avanzaba un millar de esos diecinueve mil me daba una palmadita en el hombro y me felicitaba por haberlo logrado.

De verdad que no ha sido nada fácil. Y no porque me haya atascado con la historia, sino porque sencillamente cada vez que abría el ordenador tenía que mantener una lucha cruenta con mi cerebro. Qué chico tan impertinente. Éste ha sido, más o menos, el diálogo que hemos venido manteniendo este mes:

Yo: ¡Trabaja!

Él: No.

Yo: ¡Que trabajes!

Él: No.

Yo: ¡Ponte ahora mismo a trabajar, te digo!

Él: Lo llevas clarinete…

He logrado vencerlo en varias ocasiones, pero me ha costado un mundo. Lo he conseguido, sobre todo, cuando he apagado el ordenador y me he puesto a trabajar con lápiz y papel. A veces la técnica en lugar de ayudarnos nos pone la zancadilla. He leído un libro este mes, ¡Atrapados!, que explica en cierto modo por qué. Te hablaré de ello en una entrada especial, que si no este balance nº 5 se me va a ir de las manos.

Y un nuevo libro publicado

Carter & West 2 - QuadriviumSí, por fin Quadrivium, que llevaba casi dos años durmiendo el sueño de los justos en un cajón, ha visto la luz. La segunda entrega de Carter & West se ha hecho esperar (el responsable ha sido el miedo, mis miedos), pero ahora que está ahí fuera y que empiezan a llegarme las opiniones de los lectores, me siento un poco más tranquila.

Me daba pavor que no gustara. La verdad es que, para serte sincera, creo que ésta va a ser una emoción a la que tengo que ir acostumbrándome. Cada vez que saco un libro nuevo, tiemblo. ¡No puedes imaginar el mes de abril que pasé! (con el “antes de”). Y luego el mal ratito en mayo, hasta que los lectores han empezado a tranquilizarme con sus opiniones.

Se sufre mucho.

Ya hay una reseña (¡gracias, Ayla!, eres una caricia para el alma) y en los primeros días ya tuvo tres comentarios con 5 estrellas en Amazon. Sin embargo…, uno ha desaparecido.

Todavía estoy pestañeando por la perplejidad. Nunca me había pasado esto. ¿Dónde se ha ido? Porque te prometo que existía. Mira:


Balance mensual nº 5 - Comentario de Amazon desaparecido


Hice una captura de pantalla para poder tuitearlo, pero ese comentario ya no está… Se te queda una cara de tonta que no sabes cómo arreglar. Con lo difícil que es que te dejen reseñas en Amazon y las que hay se te van perdiendo por ahí…

En fin, ¿qué le vamos a hacer? Queda anotado en el balance nº 5 para recordar, pero punto. Se asume y a otra cosa, mariposa, que no anda el cerebro para hacer mucho ejercicio mental y las pocas ganas que tiene de trabajar mejor las empleo en la señora Starling, puesto que ella va a ser mi nueva tarea.

 

Starling 3

La tengo escrita desde Navidad. La reescribí en enero y parte de febrero, pero aun así no me acababa de gustar, así que la aparqué (de ahí que publicara primero Quadrivium, a la que en principio no le tocaba) para darme tiempo y reflexionar sobre la nueva entrega Starling.

En eso he estado los últimos días (es lo que ha ocupado mi trabajo de papel y lápiz del que te hablaba un poco más arriba): la he replanteado casi por completo. Hay partes que voy a poder aprovechar bien y la sorpresa final la voy a mantener, pero ha cambiado bastante y creo que ahora está mucho mejor. Bueno, cuando digo “ahora” me refiero a lo planeado, porque ahora, ahora, lo que se dice ahora, toca reescribir de nuevo…

Pufffffff, ¿me das una palmadita de ánimo en la espalda? La voy a necesitar porque queda mucho trabajo por delante y me gustaría publicarla en septiembre.

Yo no sé si a todo el mundo le cuesta tanto escribir una novela, pero ésta va a ser la tercera vez que escriba la señora Starling 3 y te aseguro que hay que tener mucho humor, paciencia y amor por la serie para hacerlo. Espero que al menos el resultado merezca la pena. Aunque ya sé que, aunque sea así (y ojalá que sí), volveré a pasar por el miedo prepublicación. Si es que esto es un sinviviiiiiiiirrrrrr 😉

 

¿Qué más cosas han pasado en mayo?

No puedo acabar este balance mensual nº 5 sin contarte algunas cositas más.

Por ejemplo, que he seguido con el programa de radio Vidas asesinas, pero…, aunque me gusta mucho y me lo paso bomba haciéndolo, me estoy replanteando dejarlo porque no me da la vida para tanto (¡y menos con un cerebro perezoso como el mío!).

Tampoco se me puede olvidar dejar constancia en este balance nº 5 que mayo ha sido un bonito mes porque he sido protagonista de #UnAñoDeAutoras en el blog de Aritz Pérez Berra. Me ha hecho un par de entrevistas, que puedes leer aquí y aquí, y ha publicado una curradísima reseña de Un cadáver muy frío que me ha encantado y por la que le estoy muy agradecida.

También ha montado un concurso, Construye tu asesino en el que puedes participar hasta el 9 de junio. El premio es un ejemplar de Carter & West en papel firmado y dedicado por una servidora 🙂

Lo bueno de estas iniciativas es que te abren nuevas puertas. Gracias a Aritz, una nueva lectora ha llegado a mí (una lectora que también es escritora –Gema Moratalla–, cuyos textos degustaré, sin duda) y ha generado otra reseña para Un cadáver muy frío. Son pasitos pequeños, pero son pasitos que te hacen avanzar y te provocan un pequeño salto en el corazón.

Luego, además, está el conocer a gente nueva, como la propia Gema, y profundizar en la amistad de Aritz, a quien conocía sólo por las redes sociales.

Es un gusto 🙂

 

¿Y junio cómo se presenta?

Pues con mucho curro por delante. Me gustaría ventilarme la señora Starling 3 en junio, aunque creo que va a ser difícil y tendré que tirar de parte de julio.

También me gustaría planificar la novela suelta de la que te hablé el mes pasado. Parte de un relato ya escrito, así que no salgo de la casilla cero, pero transformarla en novela requerirá mucho trabajo de planificación. Mi intención es escribirla luego entre julio y agosto. Veremos…

De momento pongo el punto final a balance mensual nº 5, pero el mes que viene habrá otro 🙂

Hasta entonces, ¡feliz junio!


Fotografía: Erik-Jan Leusink, Unsplash.



También te puede interesar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies